Kids Talk About God

DevotionalBible Lesson

Spiritual Reading

¿Por qué la queja es pecado?

«Odio los sándwiches de espinaca», dice Todd, de 7 años.

Aunque admito que la idea de un sándwich de espinacas es repugnante, Todd, me temo que no entendiste bien mi pregunta. No pedí tu queja favorita, pero por qué quejarse es un pecado.

«Si te quejas, es posible que tengas que limpiar eso», advierte Lane, también de 7. Supongo que te refieres a tu habitación, lo cual es siempre un desafío incluso para muchos adultos.

«Te meterás en problemas porque pelearás con tu mamá y papá», asegura Brandon, de 6. «Entonces te castigarán. Están a cargo de ti y pueden hacer lo que quieran».

Quejarse no es la forma de ganar amigos e influenciar a los padres.

Lauren, con 7, piensa que la raíz de la mayoría de las quejas son los celos: «Los celos son un pecado porque quieres algo que alguien tiene».

Sobre los celos, Erica Jong escribió: «Los celos son pensar en la posibilidad de tener mas diversión».La perspectiva bíblica es muy diferente de nuestras inclinaciones naturales. La satisfacción en el Señor es un gran regalo, pero la Biblia va más allá. Los cristianos deberían regocijarse con aquellos que se regocijan. En lugar de tener actitudes agrias por el éxito de un hermano o hermana en Cristo, deberíamos saltar de alegría.

¿Por qué pocas veces ese es el caso? La mentalidad de que todo es solo para ti debe ser reemplazada por una corporativa o de equipo. Cada cristiano es parte de un cuerpo espiritual de creyentes que trasciende las barreras económicas, culturales, raciales, nacionales y temporales. En la Biblia, esta unión es tan estrecha que se llama el cuerpo de Cristo del cual el Señor es la cabeza (1ra Corintios 12:27).

Cuando tengas tentación de quejarte, piensa en un pastel, dice Sarah, 10 años: «Dios nos puso en circunstancias particulares por una razón. Todo lo que Dios hace es por una razón. Un montón de cosas malas pueden unirse para convertirse en bueno. Como cuando haces un pastel, todo (ingredientes)lo que pones no siempre será bueno por sí mismo».

Me di cuenta de que un ingrediente universal para pasteles es el huevo crudo. A menos que seas un fisicoculturista serio, un huevo crudo no es comestible por sí mismo. Si te quejas de tus circunstancias, puede perderte ese delicioso pastel que Dios está tratando de hacer con los huevos crudos de tu vida.

«Está justo allí en un versículo de la Biblia», dice Austin, 10 años. «No está bien quejarse de tu condición porque Dios es quien decidió ponerte en esa condición, y probablemente tiene un plan para ello».

Ese ciertamente fue el caso con los israelitas a quienes Dios liberó de la esclavitud en Egipto. Dios planeó llevar a su pueblo a través del desierto a una tierra donde fluye leche y miel. Pero enojaron a Dios quejándose.

A pesar de que habían visto a Dios separar el Mar Rojo milagrosamente y destruir las tropas élite de Egipto, rápidamente se olvidaron de que Dios los liberó justo a tiempo. Dios ha estado en el negocio de llegar justo a tiempo mucho antes de que los ejecutivos corporativos pensaran en minimizar sus inventarios con entregas oportunas justo antes de que los productos se ensamblen.

Debido a sus quejas e incredulidad, la generación del Mar Rojo deambuló por el desierto durante 40 años hasta que todos murieron. Se perdieron las cosas maravillosas que Dios tenía reservadas para ellos. Las notables excepciones fueron Josué y Caleb, quienes trajeron un informe positivo de la tierra que Dios había prometido.

«Quejarse de tus circunstancias es un pecado porque no le das a oportunidad a Dios», dice Fran, 8 años.

Medita: Hay gigantes para conquistar en la tierra de la abundancia de Dios. Uno de los gigantes más grandes es quejarse de las circunstancias.

Memoriza: «Haced todo sin queja ni contienda, para que seáis irreprensibles e inofensivos hijos de Dios», Filipenses 2: 14-15.

Pregúntese: ¿Le darás a Dios la oportunidad de trabajar al confiar en él, o perderás su provisión al quejarse?

____________

The Kids Talk About God website contains free, online content for children and families. See the Kid TV Interviews. Print free lessons from the “Kids Color Me Bible” and make your own book. Let a 12-year-old boy take you on a missionary safari through the Mission Explorers Kenya for Kids documentary with curriculum. Print Scripture verses illustrated by child artists. Receive a complimentary, weekly e-mail subscription to our Devotional Bible Lessons.

Bible quotations are from the New King James Version, unless otherwise noted.

Copyright 2006 Carey Kinsolving

share on facebookshare on twitter