Kids Talk About God

DevotionalBible Lesson

Spiritual Reading

¿Por qué la Biblia dice: «Honra a tu padre y a tu madre»?

«La locura es hereditaria. La recibes de tus hijos», decía un letrero en Bruselas, Bélgica.

O, como escribió el autor Jean Kerr, «la verdadera amenaza al tratar con un niño de 5 años es que en poco tiempo uno empieza a sonar como si fuera uno».

El quinto mandamiento está diseñado para mantener a los padres sanos al darle a los niños un principio para guiar su comportamiento y actitudes hacia sus padres. Les pedí a mis amigos que me dijeran cómo honran a sus padres. Si su comportamiento coincide con sus respuestas, sus padres no solo están sanos sino que están muy felices.

«Honro a mis padres dándoles abrazos y besos. También los honro comprándoles golosinas en (la tienda de yogurts) TCBY», dice Angela, de 10 años.

¡Helado de yogurt con abrazos y besos! Si TCBY pudiera empaquetar esta combinación, su abastecimiento aumentaría.

«Obedezco a mi madre y a mi padre levantándome por las mañanas con la dulzura de un pastel», asegura Kaitlin, de 7 años.

Todavía estoy trabajando en esto. Cuando me levanto, estoy agradecido de no lastimarme tropezando con los muebles.

Kaitlin también dijo: «Cuando la Biblia dice que tus días serán más largos (si honras a tu padre y a tu madre), significa que vivirás más tiempo».

En una sociedad obsesionada con vivir más tiempo, ¿cuántos médicos recomiendan honrar a los padres? Dios promete una larga vida a aquellos que honran a sus padres.

Christine, de 10, dice que: «Honro a mis padres obedeciendo». «Como cuando dicen que les lleve un poco de agua, lo hago. Los trato como reyes».

Apuesto que los padres de Christine la tratan como una princesa. Es muy fácil dar por hecho a los padres. ¿Puedes imaginar una sociedad donde la actitud de Bart Simpson no fuera glorificada? ¿Por qué imaginarse cuándo está en tu poder ser amable con tus padres en lugar de irrespetuoso? No son perfectos, pero tú tampoco.

«Amo a mi madre y padre», indica Gardner, de 11 años. «Son los mejores. Intento obedecerlos. Sé que me quieren y yo los amo».

Algo me dice que Gardner nunca visitará la oficina de un psiquiatra para encontrarse a sí mismo. Porque él sabe que sus padres lo aman incondicionalmente, él es seguro y capaz de amarlos a cambio. El amor fomenta al amor.

Hace años, vi a mi amigo Pedro regañar a su hijo de 2 años con un ligero toque en su mano. Después del toque suave, su hijo comenzó a llorar.

El toque ligero apenas justificaba las lágrimas. De repente, entendí y le dije a Pedro: «Tu desaprobación duele más que el golpe en la mano». Él asintió.

Solo un padre que ama a su hijo puede evocar tal respuesta. Este es el poder del amor incondicional.

El amor de Dios por sus hijos es similar al amor de los padres con una diferencia muy importante: incluso los mejores padres tienen defectos. Dios, sin embargo, es perfecto.

Jesús es el máximo ejemplo de un hijo que honraba a su padre. Escuchó la voz de su padre y solo hizo lo que escuchó de su padre. Su amor por su padre y su deseo de complacerlo eran tan grandes que podía decir: «El que no honra al hijo no honra al padre que lo envió», Juan 5:23. La voluntad de ambos era una.

La obediencia y el honor están interconectados. El apóstol Pablo escribió que Jesús se humilló a sí mismo y «se hizo obediente hasta la muerte, incluso en la muerte de la cruz».

Medita: Dios ha prometido bendecir a quienes honran a sus padres.

Memoriza: «Hijos, obedeced a vuestros padres en el Señor, porque esto es justo», Efesios 6:1.

Pregúntate: ¿Cómo honras a tus padres?

____________

The Kids Talk About God website contains free, online content for children and families. See the Kid TV Interviews. Print free lessons from the «Kids Color Me Bible» and make your own book. Let a 12-year-old boy take you on a missionary safari through the Mission Explorers Kenya for Kids documentary with curriculum. Print Scripture verses illustrated by child artists. Receive a complimentary, weekly e-mail subscription to our Devotional Bible Lessons.

Bible quotations are from the New King James Version, unless otherwise noted.

COPYRIGHT 2013 CAREY KINSOLVING

share on facebookshare on twitter