Kids Talk About God

DevotionalBible Lesson

Spiritual Reading

¿Por qué Dios a veces se retrasa? (Juan 11: 1-6)

“Cuando Jesús escuchó que Lázaro se estaba muriendo, esperó para verlo porque quería hacer algo más glorioso”, asegura Josie, de 11 años.

Dios puede demorar, pero nunca llega tarde. La muerte de Lázaro sirve como un excelente ejemplo de la demora de Dios en aumentar su gloria.

¿Habría sido Dios glorificado si Jesús hubiera sanado a Lázaro antes de morir? ¡Absolutamente! Lo que las hermanas de Lázaro (María y Marta) no pudieron prever es cómo la muerte de su hermano podría resultar en traer mayor gloria a Dios.

Tanto Marta como María dijeron lo mismo cuando vieron a Jesús: “Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto”, (Juan 11:21 y 32).

Ambas hermanas sabían que Jesús podía sanar, pero el Señor quería llevarlas a un lugar de mayor fe y gloria. La lección que Jesús enseñó por su demora es tan clara en su conversación con Marta: «Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera; y todo el que vive y cree en mí no morirá jamás. ¿Crees esto?», Juan 11:25-26.

¿Qué le da más gloria a Dios? ¿Sanar a Lázaro antes de morir o resucitándolo de la tumba? La comparación ni siquiera es cercana. Impartir vida a un cadáver supera con creces todos los milagros curativos. ¡Solo Dios puede resucitar a los muertos!

«Todo es parte de la prueba de Dios para ver si tenemos fe y creemos en él», indica Kaiden, de 11 años.

Dios a veces prueba a los cristianos para que su fe en él crezca. Quiere que pasemos la prueba para poder mostrarnos más de sí mismo. Dios prueba, pero nunca nos tentará a pecar. Pero, el diablo tienta al igual que tentó a Jesús en el desierto a actuar independientemente de su Padre (Lucas 4: 1-13).

“Dios se demora porque le pedimos las razones equivocadas”, dice Mackenzie, de 11 años.

Nuestras propias concupiscencias o deseos egoístas nos llevan a la tentación. Muchas de las demoras de Dios son simplemente oraciones sin respuesta de cristianos inmaduros o cristianos carnales que están llenos de sí mismos en lugar del Espíritu Santo de Dios. Es un acto misericordioso cuando Dios se niega a responder a este tipo de oraciones.

¿Habrías sobrevivido a la infancia si tus padres te dieran todo lo que exigías o pedías? Lo dudo.

Aceptar las demoras de Dios requiere fe: «Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve», Hebreos 11:1

Vive con la esperanza de que un día verás al Señor Jesucristo cara a cara en la gloria de su reino venidero. Deja que esa esperanza te dé una confianza sólida que se ríe de las falsas esperanzas que ofrecen los anunciantes de este mundo.

Cuando el horario de Dios difiera del tuyo, cree que su gracia y su sabiduría infinita saben más. Aunque no comprendas o no puedas ver lo que está haciendo, deja que la fe inducida por Dios produzca en tí optimismo. No te sumerjas en la depresión cuando las circunstancias frustran tus planes. Fija tus ojos en Jesús y confía en él por lo que no puedes controlar.

Medita: “Hay flores en mi macizo de flores que solo florecen en la primavera. Todas necesitan tiempo para florecer. Una vez que lo hacen, son muy hermosas”, dice Abby, de 11 años.

Memoriza: «Confía en el Señor de todo corazón y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas», Proverbios 3: 5-6.

Pregúntate: ¿Puedes aceptar las demoras de Dios como parte de su plan providencial para tu vida? Cuando el mal parece triunfar en tu mundo, ¿puedes estar seguro de que Dios eventualmente corregirá todos los errores?

__________________

The Kids Talk About God website contains free, online content for children and families. See the Kid TV Interviews. Print free lessons from the “Kids Color Me Bible” and make your own book. Let a 12-year-old boy take you on a missionary safari through the Mission Explorers Kenya for Kids documentary with curriculum. Print Scripture verses illustrated by child artists. Receive a complimentary, weekly e-mail subscription to our Devotional Bible Lessons.

Bible quotations are from the New King James Version, unless otherwise noted.

COPYRIGHT 2020 CAREY KINSOLVING

share on facebookshare on twitter