Kids Talk About God

DevotionalBible Lesson

Spiritual Reading

¿Por qué algunas personas querían arrestar a Jesús? (Juan 7:25-36)

«No les gustaba Jesús», responde Jonatán de 7 años. «Lo odiaban. No querían creer que era el salvador y querían crucificarlo.

Muchos cristianos fantasean acerca de caminar con Jesús durante el tiempo de su ministerio. ¿Recuerdas la película de 1993 basada en la vieja serie de televisión, “El Fugitivo”? Vivir a la carrera hace que una película sea emocionante, pero es diferente en la vida real.

¿Alguna vez un grupo te ha odiado tanto como para querer matarte? Jesús vivió la mayor parte de su ministerio bajo esa gran amenaza; muchos los querían muerto.

En Jerusalén durante Hanukkah (Fiesta de Dedicación), Jesús dijo: «Yo y mi Padre somos uno» (Juan 10:30). Los judíos incrédulos al darse cuenta que eso fue un reclamo de deidad recogieron piedras para lanzárselas.

Pero como Jesús había hecho muchas buenas obras frente a ellos, los confrontó preguntándoles: «¿Por cuál de esas obras me quieren apedrear?» (Juan 10: 32b).

«Los judíos le respondieron: ‘Por las buenas obras no te apedrearemos, sino por la blasfemia porque tú, siendo hombre, te haces Dios'» (Juan 10:33).

Algunos dicen que Jesús nunca proclamó ser Dios. Pero esa confrontación con los judíos es difícil de interpretar si no es que Jesús afirmó que era Dios.
Jesús nunca negó la interpretación de los judíos sobre su deidad. Y ante cada peligro escapaba ileso, como en el caso de las piedras que querían lanzarle. Era como «El Fugitivo» quien eludía su arresto, agresiones físicas y arresto.

«Pensaban que Jesús estaba mintiendo cuando pretendía ser el Hijo de Dios», explica Addison de 5.

C.S. Lewis, el famoso novelista cristiano, argumentó que Jesús o era un lunático, un mentiroso o era realmente Dios. Este análisis refuta a los que dicen que Jesús era sólo un hombre bueno o un profeta. Si Jesús era sólo un hombre bueno, no habría pretendido ser Dios. Un loco o mentiroso podría hacer tal afirmación, pero no un buen hombre o profeta.

«Temían que lo considerarán Rey (a Jesús)», dice Sammy, 8.

En el primer siglo en Palestina no existía la separación entre la iglesia y el estado. Los sacerdotes en el templo de Jerusalén dirigían no solo la vida religiosa de los judíos sino también la civil.

Los romanos querían que el sacerdocio de Jerusalén apoyara su dominio político en Palestina. Un ejemplo de esto es la respuesta de los gobernantes religiosos a muchos judíos creyendo en Jesús después de haber resucitado a Lázaro: «Si dejamos que continúe así, todo el mundo va a creer en él, con lo que las autoridades romanas tendrán que intervenir y destruirán nuestro templo y nuestra nación. «(Juan 11:48).

La clase dominante religiosa de Jerusalén consideraba que Jesús era un alborotador porque cambió el estado de cosas en ese momento. Imagínate la conmoción y temor que Jesús creó entre los gobernantes religiosos cuando con autoridad expulsó a los banqueros y comerciantes en el templo de Jerusalén (Juan 2: 13-22).

Este no era el Jesús manso y humilde representado en las Biblias infantiles. Este Jesús tenía fuego en sus ojos y un látigo en sus manos, era la justicia en persona. Así era Jesús, siempre bueno y siempre justo, porque así es Dios.

Medita: Como lo dijo sabiamente C. S. Lewis, Jesús era o un lunático, un mentiroso o simplemente es Dios.

Memoriza: Juan 10:33

Hazte esta pregunta: ¿Quién es Jesús para tí?

_________________

The Kids Talk About God website contains free, online content for children and families. See the Kid TV Interviews. Print free lessons from the “Kids Color Me Bible” and make your own book. Let a 12-year-old boy take you on a missionary safari through the Mission Explorers Kenya for Kids documentary with curriculum. Print Scripture verses illustrated by child artists. Receive a complimentary, weekly e-mail subscription to our Devotional Bible Lessons.

Bible quotations are from the New King James Version, unless otherwise noted.

COPYRIGHT 2017 CAREY KINSOLVING

share on facebookshare on twitter