Kids Talk About God

DevotionalBible Lesson

Spiritual Reading

¿Qué vas a hacer cuando veas a Dios? (Parte 1)

«Cuando vea a Dios, le daré un gran abrazo», dice Whitney. “Después le, voy a decir «hola» a todas las personas de los tiempos bíblicos. Y le voy a preguntar todo lo que puedo preguntarle a mis padres pero que no pueden contestar.»

Whitney, estoy seguro de que sus padres van a alegrarse con eso.

«Voy a caer de cara al suelo para alabar a Dios,» dice Blain, de 8 años. «Entonces voy a ir a ver a mi perro en el cielo. Y, después voy a ir a ver a mi primo.»

Si el primo de Blain está leyendo esta columna, por favor, no te sientas mal porque Blain vaya a ver a su perro primero. Es increíble cómo muchos de mis amigos dicen que ellos esperan ansiosamente ver a sus perros en el cielo. Los gatos pueden ser otra cuestión.

Podemos decir con confianza que Dios cumplirá los deseos del corazón de su pueblo.

«Voy a ver a Jesús y le voy a preguntar si alguna vez juega en el cielo. Yo amo Dios», dice Carson, 8.

Te prometo, Carson, tendrás más gozo en el cielo de lo que tú nunca has tenido en la Tierra. Quien se detenga por suficiente tiempo para examinar el arte de Dios en la creación no puede dejar de notar sus ganas de jugar. Considera como nadan los delfines, como se divierten caballos y como los niños pretenden ser personajes heroicos. El juego parece ser algo natural para ellos.

¿Cuál es el propósito detrás de todo este juego? Tal vez la picardía es un desbordamiento del Dios de la vida. Dios es la vida que fluye libremente a través de su pueblo, sus criaturas y su reino.

«¡Mis ojos se saldrán fuera de sus órbitas, y mi boca se caerá al suelo!», dice Hillary, 8. «Y Dios será reluciente! Voy a sujetar apretadamente su pierna para no dejarlo ir, no importa cuánto poder él tiene».

Hillary, no tendrás que agarrar la pierna de Dios. Él es quien te va a agarrar a ti. Hablando de aquellos que han confiado en él como su Salvador, Jesús dijo, «Yo les doy vida eterna y no perecerán jamás, ni nadie los arrebata de mi mano» (Juan 10:28).

En cuanto a cuán radiante Dios es, Trevor, 7, dice, «voy a cerrar mis ojos, porque Dios está lleno de gloria.»

El Señor le dijo a Moisés, «Ningún hombre puede verme y seguir viviendo» (Éxodo 33:20). Dios cubrió con su mano a Moisés mientras pasaba. Moisés no pudo ver la gloria de Dios directamente.

Tres de los discípulos de Jesús vieron una breve revelación de la gloria de Dios cuando Jesús los llevó a la cima de una montaña. Jesús se convirtió en un rostro brillante como el sol, y su vestido parecía un relámpago. En el reino de Dios, el sol y la luna, no serán necesarios porque la luz será suministrada por la gloria de Dios (Apocalipsis 21:23). ¡Eso sí es gloria!

«Me voy a caer y desmayarme», dice Cristofer, de 8 años. «Gritaría de la sorpresa (al verlo). Sabría que estoy en el cielo.»

Cristofer, definitivamente vas a saber que estás en el cielo y no estarás sorprendido. Jesús ha prometido vida y un lugar en su reino para todos quienes creen en él. Tu destino eterno está sellado cuando confías en el Señor Jesucristo como tu única esperanza para llegar al cielo.

Medita: Dios abre los ojos de los que quieren verlo.

Memoriza: «Entonces se les abrieron los ojos y le conocían; y él desapareció de su vista» (Lucas 24:31).

________________

The Kids Talk About God website contains free, online content for children and families. See the Kid TV Interviews. Print free lessons from the «Kids Color Me Bible» and make your own book. Let a 12-year-old boy take you on a missionary safari through the Mission Explorers Kenya for Kids documentary with curriculum. Print Scripture verses illustrated by child artists. Receive a complimentary, weekly e-mail subscription to our Devotional Bible Lessons.

Bible quotations are from the New King James Version, unless otherwise noted.

Copyright 2006 Carey Kinsolving

share on facebookshare on twitter