Kids Talk About God

DevotionalBible Lesson

Spiritual Reading

¿Qué hará Dios cuando te vea en el cielo?

«Sonreírse conmigo», dice Sofía, de 5 años de edad.

Me pregunto,¿cuántos de nosotros podemos imaginar a Dios sonriéndonos?

Imaginar a Dios sonriendo requiere esa pequeña palabra de seis letras llamada «gracia». La mayoría de nosotros sabemos instintivamente que estamos muy lejos de la clase de justicia necesaria para hacer sonreír a Dios. Cuando pensamos en nuestros fracasos y pecados, podemos imaginar fácilmente a un Dios airado y fruncido.

La gracia hace que Dios sonría mucho porque no depende de nada que hagamos o dejemos de hacer. Nuestro rendimiento no es un problema. La gracia depende únicamente de la iniciativa y el trabajo de Dios. Si la gracia dependiera de nosotros de alguna manera, seguramente fracasaría.

Dios está sonriendo porque su amor lo motivó a enviar a su único hijo a morir en la cruz por todos nuestros pecados. Me gusta llamar a esto “el intercambio de gracia.” Jesús toma nuestros pecados ofreciéndose a sí mismo como un sacrificio, y los que creen en él reciben como crédito la salvación (2 Corintios 5:21).

«Cuando llegue al cielo, Dios me levantará t enjugará todas las lágrimas», dice Karissa, de 11 años.

De la era venidera, el apóstol Juan escribió: «Y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos. No habrá más muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas ya pasaron «(Apocalipsis 21:4).

Si esto no es esperanza, ¿qué es? ¿Podemos imaginar un mundo sin lágrimas, muerte, dolor, o llanto? Mientras recibo terapia para mi hombro izquierdo, estoy listo decir «no más dolor». La segunda venida de Cristo verá el sufrimiento de este mundo presente desaparecer como un recuerdo lejano y desvaído. Este mundo presente está infectado por el pecado y sólo el regreso de Jesucristo puede restaurarlo a un estado incluso mejor que el paraíso que Dios creó originalmente. LeeIsaías 60 y Revelaciones 21-22.

Karissa, de 11 años, también dice: «Me dará un nuevo nombre y me llamará su amada».

Dios está en el negocio de darnos una nueva identidad. ¿Recuerdas a Jacob? Dios lo rebautizó como Israel, que significa príncipe de Dios. ¿Recuerdas a Simón? Jesús lo renombró Pedro, que significa roca. La confesión de Pedro de que Jesús es el Cristo, «el Hijo del Dios vivo» se convirtió en la roca sobre la cual Jesús construyó su iglesia (Mateo 16:16-18).

Aunque todos los que llegan al cielo lo hacen aceptando la gracia de Dios al creer en la muerte, sepultura y resurrección de Jesucristo, un nuevo nombre en una lápida blanca les será dado solamente a aquellos que «venzan». Esa misma gracia que nos permite ser ciudadanos del cielo nos permite vivir una vida vencedora ahora.

Nuestra tendencia natural es vivir egoístamente haciendo de nosotros mismos en el centro del mundo. Cuando Jesucristo toma residencia en un cristiano a través de su Espíritu, él o ella puede romper la órbita egoísta y comenzar a concentrarse en el Señor como el verdadero centro que da vida. Jesús no sólo promete vida eterna a todos los que creen en él, sino que ofrece una vida abundante a todos los que lo siguen (Juan 10:10).

Medita: Vivir la vida abundante ahora tendrá consecuencias eternas más allá de lo que cualquiera puede imaginar. Todo comienza cuando Dios te da un nuevo nombre en una lápida blanca. Quieres llegar al cielo no como un simple residente, sino como un vencedor (Apocalipsis 2:17 y 3:12).

Memoriza: Revelaciones 21:4

Pregúntate: ¿Quién es el centro de tu vida?

____________

The Kids Talk About God website contains free, online content for children and families. See the Kid TV Interviews. Print free lessons from the “Kids Color Me Bible” and make your own book. Let a 12-year-old boy take you on a missionary safari through the Mission Explorers Kenya for Kids documentary with curriculum. Print Scripture verses illustrated by child artists. Receive a complimentary, weekly e-mail subscription to our Devotional Bible Lessons.

Bible quotations are from the New King James Version, unless otherwise noted.

COPYRIGHT 2014 CAREY KINSOLVING

share on facebookshare on twitter