Kids Talk About God

Lección BíblicaDevocional

Lectura Espiritual

¿Qué te ha encomendado Dios?

«Dios me ha confiado una sonrisa, algunos dientes, la capacidad para bailar y mi corazón», dice Greer, de 5 años. Cuando tienes 5 años, te das cuenta de lo valiosos que son «algunos dientes» porque siguen cayéndose.



«Me va bien en los deportes, pero no dejo que se me suba a la cabeza que soy el mejor», asegura Eván, de 11 años.



Es difícil ser humilde cuando se destaca en algo, especialmente en los deportes. La arrogancia de algunos atletas profesionales es fea. No hay nada de malo en ser el mejor, pero los ganadores se vuelven perdedores cuando olvidan que todo lo bueno proviene de Dios (Santiago 1:17).



«Voy a ser el campo-corto en mi equipo, que es el capitán del diamante», dice Daniel, de 10. «Me alegra que Dios me haya confiado una posición tan buena. He trabajado muy duro. También creo que Dios hizo que mi entrenador se diera cuenta».



Daniel ve a Dios trabajando de múltiples maneras. Se da cuenta de su responsabilidad hacia sus compañeros de equipo como «capitán del diamante». Trabajó duro, pero todo ese trabajo podría haber sido en vano si su entrenador no se hubiera dado cuenta.



Uno de mis nombres para Dios es el gran entrelazador. Solo él tiene la habilidad de entrelazar a las personas con las circunstancias de manera que logre su propósito. Dios siempre está trabajando. La persona espiritualmente sensible verá a Dios trabajando y hará ajustes para ser parte de lo que está haciendo. Cuando abandonamos nuestra propia agenda, Dios abre nuestros ojos para vislumbrar la gloria de su intrincado diseño.



«Dios me ha encomendado que me lleve bien con mi hermano», dice Cole, 11 años. «Si no lo hago, eso molesta a mis padres. No he hecho un trabajo realmente bueno, pero rezo todas las noches para ayudarme a ser más amable. Estoy mejorando, pero se necesita paciencia porque es difícil.

«

El rey Salomón escribió: «Un amigo ama en todo momento, y un hermano nace para la adversidad», Proverbios 17:17. La rivalidad entre hermanos ha causado más dolor de lo que cualquiera podría imaginar. Los celos, la envidia, la amargura y un espíritu implacable entre hermanos o hermanas pueden destruir tu vida e interrumpir la armonía familiar.



El consejo de Kyle, de 10 años, es bueno: «Dios me ha encomendado ser ejemplo para mis hermanos menores. Tengo que amarlos y mostrarles qué hacer y cómo hacerlo».Con esta gran actitud, Kyle sentará las bases para una relación sana y duradera con sus hermanos.



«Creo que Dios ha confiado en mí para mantener su Palabra en mi corazón. Amo a Dios, y si Dios quiere que lo siga, lo haré», dice Rebecca, 9 años.



El salmista escribió: «Tu palabra he escondido en mi corazón, para que no peque contra ti», Salmo 119: 11. Si Dios hizo el esfuerzo de revelar su voluntad por escrito, ¿no deberíamos estar ansiosos por aprender y obedecerla? Si fue nombrado en el testamento de alguien, ¿no estaría ansioso por leer el testamento? Cuando consideras que la Biblia es la Palabra de Dios, tenemos mucho más que ganar al estudiarla que un testamento en el que seamos nombrados como beneficiarios.



Medita: Dios le ha encomendado a cada cristiano privilegios y responsabilidades que los profetas del Antiguo Testamento solo podían soñar.



Memoriza: «Porque a todo aquél a quien se le ha dado mucho, de él se le exigirá mucho, y a quien se ha comprometido mucho, de él le pedirán más», Lucas 12:48.



Pregúntate: ¿Cómo manejas lo que Dios te ha confiado?

____________

The Kids Talk About God website contains free, online content for children and families. See the Kid TV Interviews. Print free lessons from the “Kids Color Me Bible” and make your own book. Let a 12-year-old boy take you on a missionary safari through the Mission Explorers Kenya for Kids documentary with curriculum. Print Scripture verses illustrated by child artists. Receive a complimentary, weekly e-mail subscription to our Devotional Bible Lessons.

Bible quotations are from the New King James Version, unless otherwise noted.

COPYRIGHT 2013 CAREY KINSOLVING

share on facebookshare on twitter