Kids Talk About God

DevotionalBible Lesson

Spiritual Reading

¿Qué podemos aprender de Jesús haciendo solo lo que vio que hacía su Padre? (Juan 5: 19-23)

«Al igual que los niños imitan a sus padres, Jesús imitó a su Padre», dice Holly, de 12 años. «Somos los hijos de Dios. Podemos ser amorosos, pacientes, cariñosos y compasivos y tener el amor de Dios en nuestro corazón».

Nadie ha vivido una vida más equilibrada que el Señor Jesús. Su amor y justicia se equilibraron entre sí en perfecta armonía.

Todos tenemos una tendencia al orgullo, incluso cuando tenemos razón. Jesús siempre tuvo razón pero siempre fue humilde. En Jesús, el amor y la justicia estaban perfectamente equilibrados.

“Jesús sabía exactamente qué hablar, cuándo hablar y cuándo no hablar nada”, escribe el teólogo Stephen Kaung. «¡Qué hermoso! Que la belleza del Señor Jesús llegue a ser la nuestra”.

“Jesús siguió lo los pasos de su Padre. Así que nosotros seguimos lo que hace Jesús”, indica Ana, de 10 años.

Jesús no vivió según las encuestas de opinión pública. Se puso bajo el dominio del cielo. Debido a que Jesús escuchó la voz de su Padre, vivió en la tierra como en el cielo.

A pesar de que Jesús vivió una vida sin pecado, se negó a ser sin pecado en el Huerto de Getsemaní cuando oró: «Padre, si quieres, no me hagas beber este trago amargo; pero no se cumpla mi voluntad, sino la tuya”, Lucas 22 : 42.

En la cruz, Jesús bebió la ira que merecemos. Jesús colgó de una cruz cruel y absorbió el castigo del justo juicio de Dios para que pudiéramos vivir con él para siempre.

Si hubiera otra manera de traernos a sí mismo, Jesús lo habría hecho: «si quieres, no me hagas beber este trago amargo». Sin embargo, Jesús negó su yo sin pecado y se sometió a la voluntad de su Padre: «pero no se cumpla mi voluntad, sino la tuya».

“Jesús era un ser humano que estaba completamente apartado para un solo propósito; devoción al Padre y su voluntad ”, escribió Kaung.

Jesús multiplicó el almuerzo de un niño para alimentar a 5,000 personas, pero se negó a usar su poder para convertir las piedras del desierto en pan cuando el diablo lo tentó en el desierto (Mateo 4:1-4). La pregunta que se hizo después de que Jesús alimentó a 5,000 personas ilustra cómo la mayoría de las personas no entiende la voluntad de Dios.

“¿Qué tenemos que hacer para realizar las obras que Dios exige?, le preguntaron.

Esta es la obra de Dios: que crean en aquél a quien él envió, les respondió Jesús,” Juan 6:28-29.

La Biblia nos enseña acerca de las muchas obras maravillosas de Dios, pero desde su perspectiva, solo hay una obra. Todas las obras de Dios giran en torno a esa única obra.

Los líderes religiosos tienen sus propias ideas sobre lo que agrada a Dios. Aunque bien intencionado, no significa que Dios lo apruebe o lo bendiga.

Necesitamos entender «la obra de Dios» primero. Después, todas las demás obras encontrarán su lugar apropiado dentro de esa única obra de Dios, escribe Kaung.

La única obra de Dios es llevar a la humanidad hacia él. La fe en Jesucristo como salvador es el medio por el cual todos pueden recibir los beneficios de la única obra de Jesús en la cruz. Dios el Padre presentará al pueblo redimido de Dios como una novia real al Rey Jesús.

Medita: “La salvación no es algo que se obtiene a través del esfuerzo humano, sino que es un don gratuito. La única «obra» necesaria es recibir el don de Dios para la vida eterna a través de Su Hijo, Jesucristo”, escribió el erudito bíblico J.E. White.

Memoriza: Juan 6:29

Pregúntate: ¿Has aprendido de Jesús cómo aceptar por fe su única obra de salvación?

_________________

The Kids Talk About God website contains free, online content for children and families. See the Kid TV Interviews. Print free lessons from the «Kids Color Me Bible» and make your own book. Let a 12-year-old boy take you on a missionary safari through the Mission Explorers Kenya for Kids documentary with curriculum. Print Scripture verses illustrated by child artists. Receive a complimentary, weekly e-mail subscription to our Devotional Bible Lessons.

Bible quotations are from the New King James Version, unless otherwise noted.

COPYRIGHT 2016 CAREY KINSOLVING

share on facebookshare on twitter