Kids Talk About God

DevotionalBible Lesson

Spiritual Reading

¿Cómo sabes si vas al cielo?

«Mi abuela piensa que yo voy al cielo», dice Kole, de 6 años de edad.

La mayoría de los abuelos son lo suficientemente inteligentes como para amar a sus nietos. Dejan las cosas difíciles como corrección y disciplina para los padres.

Los niños intuyen instintivamente cuando alguien los ama. Ellos saben que sus abuelos piensan que son muy especiales, y les encanta. Si los abuelos poseyeran la llave del cielo, todos sus nietos tendrían sus boletos para el cielo.

«Tienes que ser bueno», dice Carly, de 6 años de edad.

Ese es exactamente el problema, Carly. ¿Conoces a alguien que es bueno siempre? Si nadie es bueno todo el tiempo, ¿qué tan bueno tienes que ser para caminar a través de las puertas del cielo? Muchas personas piensan que Dios califica nuestro comportamiento y así determina si nos deja entrar. Si he sido mejor que la mayoría de la gente, Dios extenderá la alfombra dorada para recibirme al cielo, ¿verdad? ¡INCORRECTO!

Dios no califica nuestro comportamiento como condición para dejaros entrar al cielo. Cuando nos comparamos con otras personas, estamos mirando el estándar equivocado para entrar en el cielo. Necesitamos mirar a Dios en lugar de a las personas. Dios es bueno todo el tiempo porque la bondad es su naturaleza.

«Sé que voy al cielo porque creo que Jesús murió en la cruz para quitar mis pecados», dice Reecie, de 7 años. «Yo sé que esta es la manera de llegar al cielo porque Dios lo dijo, y Dios no miente» (Juan 3:16).

Reecie no confía en sus propios esfuerzos para ir al cielo. Ella sabe que nunca podría ganar la clase de bondad que Dios requiere para vivir con él para siempre. El Señor Jesucristo es el estándar de Dios de bondad y el único que nos lleva al cielo. De todos los miles de millones de personas que han nacido, sólo él era verdaderamente bueno y justo todo el tiempo.

Como hijo único de Dios, Jesús vino del cielo para hacer que el camino al cielo esté disponible para todos. Jesús dijo: «Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino por mí», Juan 14: 6.

Sorprendentemente, Jesucristo ofrece la vida eterna como un regalo gratuito a todos los que simplemente confiarán en él como el único camino al cielo. A pesar del hecho de que Jesús dijo: «Está terminado», mientras colgaba de la cruz, mucha gente todavía piensa que Jesús necesita ayuda para ser el salvador del mundo.

No puedes estar verdaderamente seguro de que vas al cielo, a menos que sepas con certeza que tienes vida eterna. La muerte es el mayor problema que todos enfrentamos. Jesús conquistó la muerte cuando resucitó de la tumba a los tres días. La verdadera liberación y poder viene de saber que eres hijo de Dios para siempre. Nadie, incluso tú, puede deshacer un nacimiento espiritual más de lo que uno puede deshacer un nacimiento físico.

Cuando naces de nuevo espiritualmente en la familia de Dios, le perteneces para siempre. Dios quiere bendecir a todos sus hijos. Como cualquier buen padre, disciplina a sus hijos (Hebreos 12:6). Sin embargo, nunca nos rechaza porque prometió la vida eterna a todos los que aceptan al Señor Jesús como su salvador.

Ningún pecado o fracaso es mayor que el sacrificio de Cristo por el pecado. ¡Guau!

Medita: La naturaleza misma de la vida que Dios da cuando alguien confía en el Señor Jesús como su salvador es «eterna».

Memoriza: «Y les doy vida eterna, y nunca perecerán; y nadie los arrebatará de mi mano», Juan 10:28.

Pregúntate: ¿Cómo se puedes perder algo que dura para siempre?

____________

The Kids Talk About God website contains free, online content for children and families. See the Kid TV Interviews. Print free lessons from the «Kids Color Me Bible» and make your own book. Let a 12-year-old boy take you on a missionary safari through the Mission Explorers Kenya for Kids documentary with curriculum. Print Scripture verses illustrated by child artists. Receive a complimentary, weekly e-mail subscription to our Devotional Bible Lessons.

Bible quotations are from the New King James Version, unless otherwise noted.

COPYRIGHT 2014 CAREY KINSOLVING

share on facebookshare on twitter