Kids Talk About God

DevotionalBible Lesson

Spiritual Reading

¿Cómo puedo aceptar mi apariencia? (Parte 2 de 3)

«¡Podría aprender a aceptar mi apariencia como una creación única de Dios si tuviera un poco más de dinero para poder comprarme un poni!», dice Madeline, de 10 años.

Primero obtienes el poni, y luego querrás el sombrero, la camisa y las botas. Todos quieren un pony. Pero después de que tenemos nuestro pony, siempre hay otro justo en el horizonte.

Durante años, mi pony ha sido un convertible Jaguar azul claro. Si solo pudiera obtener un Jag, sé que me vería mucho mejor. Pero entonces, también tendría que llevar el pequeño sombrero deportivo y guantes para conducir.

«Puedo ser feliz con la forma en que me veo recordando cuando la hermana de Seth dijo que me veía lindo», dice Joshua, de 6 años.

Oye, si la hermana de Seth dice que eres lindo, eso es genial. Pero, ¿y si otra chica dice que te ves como un toro con dientes de conejo? ¿Qué pasa entonces?

Grant, de 11, tiene algo que decir al respecto: «A lo largo de mi vida, las personas me dieron nombres insultantes porque esa es la manera en que la gente piensa sobre mi apariencia. Pero Dios me creó como soy por una razón».

Solo la perspectiva divina puede elevarnos por encima de las opiniones de personas que intentan insultarnos. Cada vez que vuelo en un avión, me sorprende la rapidez con que las personas y las ciudades se vuelven tan pequeñas. Si pudieras viajar a la luna, toda la tierra aparecería como un punto. Cuanto más te acerques a Dios, menos te perturbarán las opiniones de personas crueles.

Cuando sabes que Dios te creó por una razón, puedes aceptar tu apariencia como parte del plan de Dios. Esto no significa que deba vivir con Twinkies® y Kool-Aid®. Aceptar tu apariencia como parte del plan de Dios incluye ser un buen administrador de lo que Dios te dio.

Ya que hablamos de alimentos, sé que mi esposa estará satisfecha al escuchar lo que Chelsea, de 11 años, dice: «Soy como un caramelo de chocolate, y Dios es el fabricante de dulces. Él moldea mi vida para que se ajuste a su imagen».

Probablemente habrá ocasiones en que nos sintamos como un trozo de delicioso chocolate Godiva®. En esos momentos, debemos aferrarnos a lo que Dios está haciendo e ignorar las otras voces.

«A veces puede que no sientas que te ves bien, pero no importa cómo te veas afuera. Importa lo que está adentro», asegura Andrés, de 9 años.

La historia de la búsqueda del profeta Samuel por el hombre ungido del Señor que reemplazara al Rey Saúl nos recuerda que está mal mirar las apariencias externas. Samuel fue un profeta de Dios, sin embargo, cuando vio al hermano mayor de David, pensó que seguramente este debía ser el ungido del Señor.

«Pero el Señor le dijo a Samuel: ‘No mires su aspecto o su estatura física, porque lo he rechazado. Porque el Señor no ve lo que el hombre ve; porque el hombre mira la apariencia externa, pero el Señor mira el corazón «, 1 Samuel 16: 7.

Medita: Dios quiere liberarnos de la vida basada en apariencias.

Memoriza: 1 Samuel 16:7.

Pregúntate: Si un profeta de Dios fue burlado por la apariencia de alguien, ¿cuánto más necesitamos estar pendientes de que no elijamos a nuestros amigos basado en sus apariencias?

____________

The Kids Talk About God website contains free, online content for children and families. See the Kid TV Interviews. Print free lessons from the «Kids Color Me Bible» and make your own book. Let a 12-year-old boy take you on a missionary safari through the Mission Explorers Kenya for Kids documentary with curriculum. Print Scripture verses illustrated by child artists. Receive a complimentary, weekly e-mail subscription to our Devotional Bible Lessons.

Bible quotations are from the New King James Version, unless otherwise noted.

COPYRIGHT 2013 CAREY KINSOLVING

share on facebookshare on twitter