Kids Talk About God

DevotionalBible Lesson

Spiritual Reading

¿Van los bebés al cielo cuando mueren?

«Los bebés van al cielo porque es allí donde pertenecen», asegura Kelly, de 6 años. ¿Esto incluye a los bebés que lloran mucho? Las Escrituras dicen que Dios secará toda lágrima en la Nueva Jerusalén.

Elizabeth, 9 años, está de acuerdo, pero por una razón diferente. «Dios los llevará al cielo aunque no hayan alcanzado la edad de la responsabilidad». ¿Significa esto que son demasiado jóvenes para aprobar el examen de CPA?

Molly, de 12 años, dice que los bebés van al cielo al morir «porque no tienen la edad suficiente para entender el pecado, Jesucristo y el Espíritu Santo». Jesús dijo que el Espíritu Santo condenaría al mundo del pecado, la justicia y el juicio por venir.

Las personas deben ser capaces de ser convencidas por el Espíritu Santo de sus pecados antes de que puedan aceptar la oferta gratuita de Jesús de la vida eterna. Por lo tanto, los niños que son demasiado pequeños para comprender el pecado y su necesidad de Jesucristo a través del ministerio convincente del Espíritu Santo no han alcanzado la edad de responsabilidad.

Hay un punto en la vida de las personas cuando se les considera responsables de sus decisiones y acciones. Esto varia de persona a persona.

El rey David tuvo un hijo que se estuvo muy enfermo. Ayunó y oró toda la noche por la vida de su hijo, pero el bebé murió. Después, David hizo esta declaración acerca de su bebé: «Iré a él, pero él no volverá a mí», 2da Samuel 12:23.

La siguiente historia corta fue escrita por una niña de 9 años llamada Hillary, que perdió a su prima bebé, Martha Caroline:

«Hillary, el bebé está a punto de nacer», dijo mi madre. «¡Tu tía está de parto ahora mismo! Ella está en el hospital, y hasta ahora todo va bien «.

Lo recordé hace nueve meses cuando escuché la noticia de que mi tía estaba embarazada. ¡Estaba tan emocionada! ¡Habíamos tocado su estómago y hablado con el bebé durante meses! Ahora era el momento de que naciera. ¡Tendría una nueva prima bebé!

Mi padre me dijo que el bebé nacería por la mañana. Esa noche me fui a la cama entusiasmada con lo que traería el día siguiente.

Cuando me desperté, salté de la cama, bajé corriendo la escalera y golpeé la puerta del estudio de mi padre. La mirada triste en su rostro me dijo que algo salió mal. Fue entonces cuando escuché la terrible noticia de que la bebé, cuyo nombre era Martha Caroline, era una niña con síndrome de Down. Descubrí que sus pulmones no estaban completamente desarrollados por lo que no podía respirar adecuadamente. Los doctores hicieron todo lo posible para mantenerla con vida. Mi mamá y mi papá fueron inmediatamente al hospital y yo me quedé con una niñera.

Su muerte fue muy dura para mi hermana. Mi hermano era demasiado joven para entenderlo. Solo tengo que confiar en el Señor y dejar que se haga su voluntad.

Dios fue fiel y nos ayudó a pasar el mal momento. Sin la ayuda de Dios, mi tía se habría quedado deprimida y triste, pero la presencia de Dios lo hizo más fácil.

Cuando pienso en este momento, me doy cuenta de que acercó a mi familia. Mi tía ya no es tímida, y ahora mi prima nunca será molestada. Ella no tiene ningún dolor o tristeza, y nunca se enfermará. Además, verá a Dios todos los días y solo pensará en los maravillosos juguetes con los que jugará. Aunque estoy triste, sé que Martha Caroline es el angelito más dulce del cielo.

____________

The Kids Talk About God website contains free, online content for children and families. See the Kid TV Interviews. Print free lessons from the «Kids Color Me Bible» and make your own book. Let a 12-year-old boy take you on a missionary safari through the Mission Explorers Kenya for Kids documentary with curriculum. Print Scripture verses illustrated by child artists. Receive a complimentary, weekly e-mail subscription to our Devotional Bible Lessons.

Bible quotations are from the New King James Version, unless otherwise noted.

COPYRIGHT 2013 CAREY KINSOLVING

share on facebookshare on twitter